Sacramentos

¿Que son los sacramentos? 

Los sacramentos han sido dejados en la tradición por el mismo Jesús, quien señaló a sus apóstoles y a la comunidad como depositarios de ellos, para recordarlo, para hacer efectiva su presencia y para vivir intensamente la unión a la comunidad en él mismo. Así entonces, si bien su sistematización y difusión han sido dadas a la Iglesia, ellos salen de la mano del mismo Cristo y, por ello, su fuerza está en la misma divinidad y en el encargo de Él de realizarlos en su nombre.

 

1. SACRAMENTO DEL BAUTISMO:

1. SACRAMENTO DEL BAUTISMO
Es el sacramento con el que la iglesia nos da la bienvenida a la gran familia de Dios, por él se nos perdona el pecado original y recibimos las tres gracias bautismales: ser sacerdotes, profetas y reyes.
También el bautismo nos hace hijos de Dios, miembros de la Iglesia, hermanos de Jesucristo y herederos del cielo

REQUISITOS:

HIJOS LEGITIMOS
• Partida de Matrimonio de los Padres.
• Copia del Folio del Registro Civil del menor. Autenticado en Notaria con
sello original.
• Copia de la cédula de los padres y padrinos.

HIJOS RECONOCIDOS
• Partida de Bautismo de los padres.
• Copia del Folio del Registro Civil del menor. Autenticado en Notaria con
sello original.
• Copia de la cédula de los padres y padrinos.

HIJOS DE MADRE SOLTERA:
• Partida de Bautismo de la Madre.
• Copia del Folio del Registro Civil del menor. Autenticado en Notaria con
sello original.
• Copia de la cédula de la Madre y padrinos.

 

2. SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN: 

Es el sacramento con el que termina la iniciación cristiana, también llamado sacramento de la edad adulta, ya que en él es el joven quien por propia voluntad manifiesta su pertenencia a la Iglesia y el deseo de anunciar como testigo a Jesucristo.

Con el sacramento de la confirmación se recibe a plenitud el Espíritu Santo de Dios con sus dones, frutos y carismas.

REQUISITOS PARA EL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACION
– Partida de bautismo
– Tener trece (13) años ó estar en octavo (8) grado

 

3. SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN: 

Es el sacramento de la reconciliación de los pecados. El sacerdote como ministro de Dios se acerca desde su miseria al penitente para entender su pecado y encausarlo hacia Dios. Con la absolución como fruto del arrepentimiento que nace del corazón el pecador se compromete a trabajar por conservar ese estado de gracia que ha recibido.

 

4. SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA:

Es el sacramento de la eucaristía. Dios se hace alimento, comida, pan de vida para alimentar nuestra indigencia. En la Santa misa hacemos memoria de lo que Jesús celebró con sus discípulos. La eucaristía llega a nosotros por bondad de Dios. Dios siendo grande se hace pequeño.

REQUISITOS PARA EL SACRAMENTO DE LA COMUNIÓN:
– Asistir cada ocho días a la preparación

 

5. SACRAMENTO DEL MATRIMONIO
Es un sacramento de opción de vida, por medio del cual un hombre y una mujer deciden unir sus vidas con la bendición de Dios.
La finalidad del matrimonio es procrear y construir una familia que guiados por el Espíritu de Dios sean reflejo de la familia trinitaria.

REQUISITOS PARA CONTRAER MATRIMONIO

Partida de bautismo de los contrayentes, expedida en papel timbre eclesiástico, con una
expedición no mayor a tres meses.
Si la partida es de otra diócesis (ciudad, municipio o un pueblo), debe estar autenticada
por la diócesis respectiva.

Partida de confirmación de los contrayentes, expedida en papel timbre eclesiástico
(solo si en la partida de bautismo no aparece la nota marginal).

Fotocopia de la cedula de los contrayentes.

Certificado del cursillo prematrimonial.

Certificado de soltería del contrayente que no resida en el lugar donde se hace el expediente
matrimonial.

Una foto de cada contrayente si el matrimonio de celebra donde se hace el expediente
(2 fotos de cada uno cuando se celebra con nihil obstat).

nota: si los contrayentes tienen hijos en común antes del matrimonio, para legitimación deben traer copia del folio y partida de bautismo.

 

6. SACRAMENTO DEL ORDEN SACERDOTAL 

Este sacramento consagra al que recibe, configurándolo de un modo particular con Jesucristo, y capacitándolo para actuar en la misma persona que de Cristo, cabeza del cuerpo místico de la iglesia.

El sacerdote no es. Por tanto, un delegado de la comunidad, sino un ministro y un representante de Jesucristo, de quien recibe un poder sagrado para apacentar a los demás fieles.

El sacramento del Orden imprime en el alma un carácter espiritual indeleble, distinto al del Bautismo y al de la Confirmación, en virtud del cual quien lo recibe queda marcado para siempre.

 

7. SACRAMENTO DE LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS:
El sacramento de la Unción de los enfermos tiene por fin conferir una gracia especial al cristiano que experimenta las dificultades inherentes al estado de enfermedad grave o vejez (CIC 1527). Es un acto de reconciliación y aceptación de la voluntad de Dios, ponerse en sus manos y esperar confiados en su voluntad, uniendo nuestro dolor y nuestro sufrimiento al sufrimiento y al dolor de Cristo en la cruz, para ser liberados con Él en la plenitud de los tiempos.

¿Quiénes pueden recibir este sacramento?
Cada vez que un cristiano cae gravemente enfermo, puede recibir la Santa Unción, y también cuando, después de haberla recibido, la enfermedad se agrava.(CIC 1529). En cualquiera de estos casos, los familiares han de acercarse con tiempo a la Parroquia o capilla para solicitar la asistencia del sacerdote.

 

 


Autenticación